Pasión por Cristo: Más que un simple amor

En muchas ocasiones has escuchado sobre pasión, has visto jóvenes apasionados e incluso, nosotros mismos hemos tenido pasión por algo o por alguien, eso es normal; las personas tienen pasión por cosas; ya pueden ser autos, actividades, deportes o personas, pero sabes, ¿Qué es realmente la pasión? La pasión es amar algo con intensidad, es estar cautivado por eso que nos atrae tanto. ¿Cuántas veces no le hemos dicho a alguien que le amamos con pasión? Eso mismo es la pasión, ese algo muy profundo que nace desde nuestro interior y nos lleva a tener ciertas actitudes, o incluso, cambios en nuestra vida.

Ahora yo te pregunto, ¿En tu vida existe pasión por Cristo? es decir, ¿Tu amor por Jesús es tan profundo como para que exista un cambio en tu vida? ¿Estás dispuesto(a) a soportar cualquier cosa por él? Yo sé, esto muchas veces es muy difícil porque son muchas las cosas que implican tener pasión por Jesús.

Jesús tiempo atrás, más de millones de años atras entregó su vida por cada uno de nosotros, siendo Dios se humilló a sí mismo por amor, por pasión; esta pasión fue la que hizo que existiera un cambio en él, su pasión lo hizo hacerse hombre, cuando él no tenía por qué hacerlo.

Filipenses 2:6-8 (TLA)

Aunque Cristo siempre fue igual a Dios, no insistió en esa igualdad. Al contrario, renunció a esa igualdad, y se hizo igual a nosotros, haciéndose esclavo de todos. Como hombre, se humilló a sí mismo y obedeció a Dios hasta la muerte: ¡murió clavado en una cruz!

No hay duda que la gran pasión de Jesús siempre fuimos todos nosotros, por amor a vos y a mí, el murió, por pasión él nunca dejó de ser obediente; ahora te pregunto algo: ¿Cuántas veces le hemos fallado a Jesús por hacer caso a nuestra carne? Creo que todos hemos fallado, o muchos hemos escuchado o visto a personas que todo el tiempo dicen tener pasión por Dios, sin embargo, no son capaces ni siquiera de perdonar, no son capaces de enfrentar las pruebas y adversidades que se les presentan, y que a veces están lejos de pelear las batallas, simplemente solo le reclaman a Dios por lo que están pasando. Déjame decirte que esto no es pasión. Cuando realmente sentimos pasión por Dios, somos capaces de enfrentar cualquier cosa, no importa si son humillaciones, si son persecuciones, no importa nada, lo único que importa es ser obedientes como Jesús lo fue, y aun pagar con nuestra propia vida. No será fácil, el camino para seguir a Cristo no es nada sencillo, pero es nuestra pasión, nuestra fe que nos ayuda a seguir adelante.

Dios nos deja en la biblia como debe de ser nuestra pasión, como debe de ser nuestro amor por él:

Marcos 12:30 (TLA)

Ama a tu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y con todo lo que vales.”

También en la biblia tenemos un ejemplo muy claro y perfecto que encaja en una vida apasionada por Dios lo podemos ver en 2 de Corintios 11:16 – 36, donde resalta la vida de Pablo de cómo fue probado en varias circunstancias, fue azotado, golpeado y maltrato, pasó por la cárcel en varias ocasiones, perseguido y naufragó, en fin, le sucedieron muchas cosas, pero todo por amor y pasión, una pasión que él mismo expresó que le hacía hablar como con locura, una pasión tan grande que se hizo obediente. Así como Pablo, podemos ver muchos ejemplos de personas que durante años lucharon por la pasión de Cristo, muchos de ellos murieron por amor a Dios, entregaron su vida por completo; muchos a causa de esa pasión fueron probados con fuego y muchos pagaron con su propia vida el precio de su pasión.

 ¿Qué tanto amas a Dios? ¿Qué tan grande es tu pasión por Él? ¿Qué estarías dispuesto(a) a hacer, o incluso, a perder por Jesús? Te incito a que reflexiones en esto porque muchas veces es fácil decir que podemos hacer muchos, pero el hecho de actuar nos pone en una situación muy diferente, por ello me atrevo a decir que una verdadera pasión por Jesús es: SER OBEDIENTES, OBEDIENTES HASTA LA MUERTE. ¿Qué tanta pasión sientes tú?

Pero te has de preguntar ¿Cómo poder encender tu pasión por Jesús?

Lo primero que tienes que hacer es buscar tener una relación con Jesús, y como harás eso:

  1. Ora: esto es como entablar una relación con una persona, tienes que hablar con esa persona para irla conociendo, orar con Dios es lo mismo. Si no sabes cómo hacerlo, no te preocupes empieza por contarle tu día, a darle gracias por las cosas que sucedieron y veras que será el espíritu santo el que pondrá las palabras en tu boca en ese momento en el que estés orando.
  2. Lee la biblia: si no tienes esa información de alguien que te gusta, como podrás enamorarte y hacer algo por ella sino sabes cómo es, lo mismo pasa con Jesús, si lees la biblia te encontrara con cosas que te ayudaran a mejorar cada uno de los ámbitos de tu vida, quizás no es fácil hacer esto, pero de que se puede se puede e iras conociendo más sobre él.
  3. Ten Paciencia: esto es algo fundamental para poder encender tu pasión por Cristo, esto no es ningún acto de magia o mítico que ocurrirá de la nada, no, necesitas de tu tiempo y dedicación para ir creciendo, para poder mejorar tu relación con Jesús.
  4. Deja afuera los estereotipos: no pienses que tienes que ser como alguien de tu iglesia o como algún otro líder cristiano, la verdad es que cada uno tiene una relación especial y personal con Jesús porque Cristo murió por eso, para llevarte a una relación íntima con Dios.

Sabiendo esto, es necesario conocer que es lo que enciende esa pasión por Dios. El entender tu propósito en la Tierra también encenderá tu pasión por Dios. Para encontrarlo, debes de ir y preguntarle a Él, porque qué mejor es preguntarle al inventor sobre su invención que a otra persona, esto significa que, al buscarlo, deja de enfocarte en ti y más en Dios.

Al principio todo esto te parecerá muy raro o muy difícil, ya que amar algo o alguien que no está visible a nuestros ojos, pero al irte acercando a Él y e irlo conociendo, lo amaras cada vez más. Para conseguir esto es necesario que pongas mucho de tu parte. No te rindas solo porque ya no sientes nada, sino que sigue luchando, porque Dios espera por ti y nunca te abandona.

Cuando te acercas a Dios, recibirás su Espíritu Santo y él te dará lo que necesitas en tu vida, esto incluye el amor. Así que, te invito nuevamente a que sigas buscando de Dios ya que es la única manera en la cual podrás encender tu pasión por él.

Espero que te haya servido de mucha ayuda para tu vida.

Si te gustó dale me gusta y compartir. También deja tu comentario y opinión.

Escrito por Joaquin Mendoza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.