Jesús: La Verdadera Importancia de la Navidad

Ya estamos muy cerca de celebrar la navidad. Para algunos es una época de compartir y revivir las tradiciones familiares, tiempo de transmitir la importancia de dar y recibir amor, de ser solidarios, de alimentar el espíritu y de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Y algunas de estas cosas se han ido perdiendo y quizás convirtiéndose en una época de consumismo y vanidad.

Por eso te pregunto ¿Qué piensas cuando sobre la Navidad?

Creo que todos reaccionamos de diferente manera o pensamos desde distintos puntos de vista personales sobre esta celebración. La forma en la que reaccionamos ante esta festividad es un indicio de lo que pensamos respecto a ella. Si lo primero que se nos ocurre son los regalos y los gastos, en lugar de sus firmes principios cristianos, sobre las esperanzas de paz y la felicidad tanto para nosotros como para el mundo entero, no cabe la menor duda de que algo anda mal en nuestra percepción de un evento tan trascendente e importante.

Para conocer más sobre esta festividad te hago otra pregunta: ¿Sabes qué significa o de donde proviene la palabra “Navidad”?

Bueno la palabra “Navidad” viene del latín “Nativitate” que significa:

Nati = nacimiento. Vita = de la vida. Te = para ti.

Uniendo esto, “Navidad” se describe en español como el “Nacimiento de la vida para ti”. En donde recordamos el nacimiento de Jesús. Él vino al mundo con un solo propósito y fue “Entregar su vida y morir por nuestros pecados”.

Te contaré de forma breve más de cómo fue la historia de este magnífico acontecimiento:

El ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, y le anunció a María que concebiría en su vientre al hijo de Dios y lo debía llamar Jesús. Le dijo: “el Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra”. María respondió: “He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra”.

Pasaron algunos meses y el emperador romano César Augusto ordenó que todos los habitantes fuesen empadronados. Entonces María y su esposo José fueron de Galilea a Belén de Judea para ser empadronados. Al llegar a Belén “se cumplieron los días de su alumbramiento”. Al no encontrar alojamiento, José llevó a María a un pequeño establo afuera de la ciudad, ahí dio a luz a Jesús en un pesebre y lo envolvió en pañales.

En ese momento, un ángel se les apareció a unos pastores que andaban cerca y les dijo que en un pesebre de Belén a nacido el “Salvador, que es Cristo el Señor”. Entonces, los pastores fueron con prisa al pesebre, al encontrar a María y José con el niño Jesús, glorificaron y alabaron a Dios por lo que había pasado.

Si quieres saber con mayor detalle sobre el nacimiento de Jesús, busca: MT. 1.18-25 o LUCAS 2:1-20 en tu biblia.

¡LA NAVIDAD SE TRATA DE RECORDAR EL NACIMIENTO DE JESUCRISTO, NUESTRO SALVADOR!

Ese Niño que nació en ese pesebre, que, aun siendo Dios, se convirtió en el Hombre más importante del mundo, pues su manera de vivir y sus enseñanzas marcó y sigue marcando la vida de millones de personas.

Ese mismo Niño que es Jesús, ofreció su vida y murió en nuestro lugar para perdonarnos todos nuestros pecados y nos regala la vida eterna al creer en su sacrificio y resurrección.

¡JESÚS ES LA NAVIDAD, NO LO OLVIDES!!

Eso sí, tampoco te estoy diciendo que dar regalos, las reuniones o fiestas familiares estén mal, no claro que no, solo que recuerdes el verdadero propósito de esta época y te ayude a edificar tu vida. También recuerdes que el propósito de la navidad nos lleva a reconocer que es el momento oportuno para cambiar cosas que no están bien en nuestra vida, en poder agradecer a Dios por todo lo bueno y las pruebas que nos han pasado, de poder mirar con una perspectiva esperanzadora de todo el camino que nos falta por recorrer, de poder acercarnos a nuestros seres queridos y convertirnos en personas más humanas y sensibles con todo lo que nos rodea.

La Navidad es una oportunidad para reflexionar, hacer planes, reforzar nuestras convicciones y corregir aquellas pequeñas cosas que se puedan mejorar. Los regalos y las fiestas deben pasar a un segundo plano, lo importante es compartir el sentido navideño en familia y con los amigos, vecinos y conocidos, compañeros de colegio, universidad y de trabajo.

Isaías 9:6 (TLA)

» Nos ha nacido un niño,

Dios nos ha dado un hijo:

a ese niño se le ha dado

el poder de gobernar;

y se le darán estos nombres:

Consejero admirable, Dios invencible,

Padre eterno, Príncipe de paz.

Espero que te haya servido de mucha ayuda para tu vida.

Si te gustó dale me gusta y compártelo. También deja tu comentario y opinión.

Escrito por Joaquin Mendoza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.