La Navidad – El Origen de la Navidad.

Muchas personas en el mundo esperan con ansias la llegada de la Navidad en todo el mundo para dar riendas sueltas a la alegría al recordar el nacimiento de Jesús. Sin embargo, para muchas personas no creyentes, la forma en la que se celebra la Navidad resulta reprochable, especialmente en las grandes ciudades, donde la gente celebra de maneras en las que no podrían ser consideradas cristianas.

La palabra Navidad proviene de la palabra “Natividad”, la cual significa “Nacimiento”. ¿El nacimiento de quién? El Diccionario de la Real Academia Española – RAE, en su definición de “Navidad” nos proporciona la respuesta: “Navidad: Natividad de Nuestro Señor Jesucristo; Día en que se celebra”.

Dicho esto, es apropiado decir que a través del tiempo se han ido agregando muchas otras costumbres y tradiciones seculares a la celebración de la navidad. El materialismo que día tras día rodea esta celebración, obviamente nos dirigen a lo superficial y material. Durante la navidad las tiendas reportan ventas récords de alcohol, el uso de drogas aumenta grandemente y la gente parece solamente estar concentrada en la diversión.

No obstante a todo esto, los Cristianos tenemos que navegar en contra de la corriente y continuar uniéndonos en comunión en nuestras iglesias, para celebrar el nacimiento del Señor. Pero el materialismo que nos rodea es desenfrenado, la gente se olvida de lo que realmente da razón a la celebración de estas fiestas. Es por esta razón que no es tan importante la fecha exacta del nacimiento de Cristo, ya que se ha apartado este día para recordar el nacimiento del Salvador de la humanidad. ¡Qué bueno es saber que hace unos 2,000 años nació el Prometido! ¡Qué exquisito es saber que durante todo el año, pasamos por momentos difíciles, pero que al final del año podemos recordar que un día cualquiera – la fecha no es importante- nació el Redentor de nosotros los pecadores!

¿Realmente nació Jesús el 25 de diciembre?

Los estudiosos bíblicos no tienen ni idea de cuándo pudo haber ocurrido el nacimiento de Jesús. Por más de 300 años los cristianos primitivos observaron días diferentes. En el 354 después de Cristo el Obispo Liberio de Roma ordenó a los creyentes celebrar el nacimiento de Cristo el 25 de diciembre. El Obispo escogió tal día porque muchos en Roma ya celebraban ese día como festivo y lo dedicaban a Saturno. Sin embargo, las Navidades no son, como muchos dicen, históricamente descendientes de la celebración romana llamada Saternalia, la cual incluía excesos carnales extravagantes. La explicación del Obispo fue que había escogido este día para contrarrestar la celebración pagana ya existente y así comenzar a cambiar la tradición cristianizando la fecha. A partir de ese momento, debido a la hegemonía romana en el mundo, los cristianos fueron poco a poco adoptando tal día como el escogido para la celebración del nacimiento de Cristo.

Celebrar el nacimiento de Cristo, aún cuando no sabemos a ciencias ciertas cuándo ocurrió, no es malo en lo absoluto. Ese es el día escogido para recordar su nacimiento. Eso es lo importante.

Costumbres y tradiciones que desvirtúan las Navidades

Es increíble pensar que por tantos años la gente celebró la Navidad ÚNICA y EXCLUSIVAMENTE como una fiesta religiosa. Sin embargo, recientemente hemos adoptado costumbres que no están relacionadas con la iglesia y la tradición cristiana en lo absoluto. Durante la Edad Media, en Inglaterra, los cristianos celebraban la Navidad y era la época que definitivamente traía más alegría y comunión en todo el año.

Mucha gente se extralimitaba y llegó un punto cuando la gente comenzó a confundir la alegría mostrada por la mayoría cristiana, se aprovechaban indagando al alcohol y a la prostitución. Las barras y los cabarets se abarrotaban de clientes y unos cristianos llamados “puritanos” decidieron suspender completamente la celebración de la Navidad en Inglaterra. Se pasó una ley y en 1643 se suspendió la celebración. Más tarde este decreto se suspendería.

La celebración navideña que se lleva a cabo en Estados Unidos y en la mayoría de los paises de Latinoamérica son una combinación de varias costumbres y tradiciones que provienen de diferentes culturas europeas y en algunos países, tales como República Dominicana, Cuba y Puerto Rico, se nota las influencias africanas. En nuestro caso, como cristianos que somos, sería bueno y provechoso prevenir al menos las más nocivas de estas tradiciones y costumbres de nuestra celebración. Cualquier cosa que no dé la gloria a Cristo debe ser eliminada.

Dicho esto, es bueno dejar claro que no debemos caer en extremos. En los países latinoamericanos existe gente que son como los fariseos de los tiempos de Jesús, que creen que la santidad es externa, mientras en su corazón está lleno de orgullo. “¡Yo soy santo!”, es lo que dicen. No estando conscientes que la santidad solamente se obtiene mediante la limpieza del corazón, no gracias a las apariencias.

Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo. Dios te bendiga.

Deja tus comentarios y si te gusta dale compartir, se te agradecerá.

Escrito por: Joaquín Mendoza

Anuncios

Un comentario sobre “La Navidad – El Origen de la Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.